Yamaha FC3, un pedal ¿reversible?

El pedal de sostenido continuo FC3 permite un sostenido natural semejante al de un piano acústico. Su principal inconveniente es que sólo funciona con teclados Yamaha.

Bueno… eso era hasta ahora.

Si te interesa, sigue leyendo y aprenderás a hacerlo funcionar en teclados de otras marcas sin perder el efecto de medio pedal.

El pedal Yamaha FC3 es un pedal de efecto continuo. Lo que se conoce como pedal con “medio pedal”. Es decir, mejora la posición ON-OFF estática de otros pedales de sustain a través de un potenciómetro que envía distintos valores al pisar. Así, el efecto de sostenido se aplica de forma progresiva. Algo similar a cuando pisamos el pedal de un piano acústico que dota de mayor duración al sostenido, si se pisa más a fondo.

Entre sus fortalezas destaca su robustez. Está hecho para durar toda la vida. Tengo uno desde hace más de veinte años y funciona y se mantiene como el primer día.

Para mi frustración diré que lo he tenido guardado en un cajón durante años. Básicamente cuando no tenía un teclado Yamaha. Y es que el FC3 sólo funciona con teclados Yamaha debido a su “polaridad”.
Por ejemplo, al enchufarlo a un teclado Roland, funciona al revés: sin pisarlo, el sonido suena sostenido, y al pisar, el sostenido desaparece.
Algo verdaderamente frustrante para teclistas y pianistas al comprobar cómo un gran pedal, no funciona con un teclado de otra marca distinta a Yamaha.

 

Gran casualidad, gran oportunidad

Si has llegado hasta aquí, es probable que estés muy intrigado sobre cómo hacer que el FC3 funcione con teclados de otras marcas. Es lógico. Numerosas webs indican claramente que NO ES POSIBLE dada su “polaridad”. He leído a –supuestos expertos– argumentando con razonamientos, más o menos técnicos, que al ser un pedal que lleva un potenciómetro lo mejor es desistir y comprar el de tu marca.
Para tu alegría, en este artículo te guiaré con un tutorial ilustrado para que veas qué fácil es conseguirlo.

La idea surgió hace años, cuando desmonté el pedal para ver si podía cambiar dicha polaridad. Lo cierto es que, tras ciertos intentos infructuosos, desistí.
No sería hasta que un StudioLogic SL88 reemplazase a mi piano de escenario, cuando, al advertir que tampoco funcionaba en éste (y es que a pesar de ser un teclado controlador, no permite el cambio de polaridad de los pedales que acepta), en lugar de resignarme, busqué la forma de hacerlo funcionar.
Y lo conseguí.

 

Es más fácil de lo que imaginas… si sabes cómo.

Frustrado con mi StudioLogic SL88, un día volví a desmontar el FC3 para tratar de hacerlo funcionar.
En mi primer intento, el pensamiento lógico se impuso. El pedal lleva tres cables. Uno negro, uno rojo y otro blanco. Pensé que habría uno común y que al invertir los otros dos, el pedal funcionaría, pero no.

Como creativo publicitario estoy acostumbrado a pensar de forma lateral para encontrar indicios y razonamientos nada obvios.
Por eso, en el último intento –esta vez con éxito–, traté de pensar de forma lateral. Dejé a un lado la lógica y me dije: si hay tres cables y quiero que funcione a la inversa, tengo que probar todas las combinaciones posibles de esos cables para determinar con certeza si esto es factible.

¡Eureka! Ese era el secreto. He de anotar un detalle importante. Hace meses monté mi propio Zynthian. Si quieres saber qué es eso, te recomiendo la entrevista que hice a su creador, publicada en este blog en el siguiente enlace:

ZYNTHIAN, el instrumento musical a tu medida.

Zynthian es una máquina fascinante y sorprendente. Gracias a Zynthian, un día me di cuenta de que “lee” la información que envía el pedal de sostenido. El FC3 de Yamaha al ser un pedal continuo, envía 4 eventos: 1/4 pedal, 1/2 pedal, 3/4 pedal y full pedal.

Así que desmonté el cableado del pedal, lo enchufé a Zynthian y me puse a hacer pruebas para comprobar con asombro cómo, si cambiaba los 3 cables de una forma determinada, el FC3 funcionaba con la polaridad perfecta, y si los volvía a cambiar, funcionaba a la inversa.

Entusiasmado, contacté con mi hermano, experto en electrónica, el cual me asesoró sobre qué tipo de switch y cableado eran mejores para convertir mi FC3 en un pedal reversible.
Como verás en las imágenes que acompañan al artículo, sólo necesitarás un switch, una plaquita de aluminio en L, unos cables de colores y un soldador para convertir tu FC3 Yamaha, en un pedal que funcionará en otras marcas.

A continuación pongo el enlace al switch de AliExpress usado en el proyecto:

https://es.aliexpress.com/item/32873374900.html?spm=a2g0o.order_list.order_list_main.39.1670194d7ylU8s&gatewayAdapt=glo2esp

click en las imágenes para agrandar

Supongo que el mismo proceso es aplicable a los pedales con efecto de medio pedal de otras marcas como Roland para hacerlos funcionar en modo reversible.
En realidad, un pedal con función de medio pedal, si está basado en potenciómetro, sólo tiene 2 posiciones de funcionamiento. Una inversa a la otra 😉
También debo aclarar que esta modificación no añade propiedades milagrosas. Vamos, que si tu sintetizador no acepta medio pedal, ningún pedal –incluido éste– hará que suene como si lo tuviera.

Asimismo debo puntualizar que no me hago responsable de ningún modo y bajo ninguna circunstancia de los daños que pudieras ocasionar a tu equipo, al tratar de modificarlo según las indicaciones del presente artículo.

 

Sólo es imposible aquello que nunca intentamos.

Voy a terminar con una anécdota de Steve jobs. Un día, reunido con su plana mayor, les comentó una idea que había tenido. Era sencilla. Quería crear un teléfono con una pantalla táctil (en la época de los teléfonos móviles con botoncitos y micro pantallas) que se accediera a todas sus funciones tocando la misma. ¿Te suena?

La opinión de tres ingenieros de desarrollo afloró de inmediato –eso es imposible, Steve. No te imaginas cuántas cosas tendríamos que miniaturizar para conseguir esto que propones…

La respuesta de Jobs fue aún más inmediata. Al día siguiente los tres ingenieros estaban despedidos y el proyecto iPhone arrancaba para convertirse, meses después, en uno de los productos con más éxito de la historia.
Por favor, no creas que me estoy comparando con Steve Jobs. Sólo pretendo señalar que las cosas imposibles, sólo son imposibles ante nuestros ojos.

Cuando dejamos de apreciarlas como imposibles, se convierten en posibles.

;

0 comentarios

¿Qué llega después de la pandemia?

CVDH el thriller que cambiará tu visión de la realidad.

¿Existe una secuencia de acontecimientos planificada para someter a la humanidad a un Nuevo Orden Mundial?
Y si es así, ¿significa que viviremos mejor o seremos, simplemente esclavos de una élite anti-democrática?

El periodista Hernán Egea, te propone unirte a su aventura en la búsqueda de la verdad en un thriller en el que descubrirás que, la realidad en la que vives, ni es como parece, ni como siempre te han contado.

error: CONTENT PROTECTED

¡Suscríbete AHORA y llévate un regalo!

 

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS



juancarlosayuso.com

¡Se ha suscripto con éxito!