Gracias al rey, encuentra a su marido, fue el titular con el que el diario francés La Petite Gironde, el 18 de junio de 1915 se hacía eco de la noticia, la cual corrió como la pólvora, provocando que numerosos periódicos mundiales la difundieran, lo que dio lugar a un auténtico vendaval de nuevas peticiones llegadas al Palacio Real de Madrid…

—Majestad, ¿habéis visto el revuelo que se ha armado con lo de la lavandera?
Cinco diarios en la mano del secretario con titulares elogiosos hacia la figura del monarca, eran la convincente prueba del impacto mediático.
—Recuerda lo que te dije, Emilio…
—¿El qué Majestad..?
—“Yo terminaré con que Europa acaba para muchos en los Pirineos.”
—Es cierto Majestad, es cierto…”