Los NFT o Non-Fungible Tokens, han comenzado una singladura de éxito en el mundo del arte. Concretamente en el arte digital.
Pero sus insospechadas aplicaciones van mucho más allá.

Raro es el día en que internet no nos obsequie con algunas siglas trending topic que prometen mejorar nuestras vidas: USB, GPS, NFC, WIFI, IOS, LED, 3D, AI, HDMI, etc.

Hoy, estoy por conceder su minuto de gloria a los NFT, acrónimo de Non-Fungible Tokens, o Tokens No Fungibles. Una tecnología vinculada a Blockchain que puede prometer, y promete, revolucionar nuestra marca y nuestros productos, así como las relaciones de estos con nuestros clientes.

 

Tokens No-Fungibles. Y eso, ¿en qué consiste?

El desarrollo de los NFT ha estado ligado, desde sus inicios, al mundo del arte y al del Blockchain utilizado en criptomonedas o criptodivisas.

Que el ordenador se convirtiese en herramienta para los artistas, marcó el inicio de una revolución digital signada de ventajas e inconvenientes. Entre las ventajas, un artista ahora puede crear sin limitación: formas; colores; sonidos; movimiento; efectos; así como combinarlos y animarlos.
Entre sus limitaciones, existe, –mejor dicho, existía–, una muy particular: la originalidad de la obra. Al pintar en lienzo o tallar en piedra, el artista engendra una obra única, original e irrepetible. En cambio, la naturaleza digital del ordenador posibilita la clonación sin fin de la obra.

Por otro lado, la aparición de las criptodivisas, como el Bitcoin o Ethereum, está íntimamente unida al desarrollo de certificados digitales, verdaderamente sólidos e inexpugnables.

Con estos antecedentes, es fácil imaginar que la creación por ordenador ha encontrado en los certificados digitales una mina de oro al permitir a los artistas atribuir certificados de originalidad al arte digital. En otras palabras, un NFT certifica la posesión de un bien, tanto en la esfera digital como en la material. Por extensión, hoy se aplica el término NFT a cualquier realización artística digital dotada de un certificado de originalidad que garantiza que, ésa y sólo ésa, es la primera obra desarrollada por un artista y que, el resto, son simples copias.
Y es que No-Fungible, determina que no puedan existir dos NFT iguales. Cada NFT es único e irrepetible.

A fin de determinar el alcance especulativo que esto representa, baste decir que Jack Dorsey, fundador de Twitter, vendió en marzo de 2021 un NFT con el primer tweet de la historia “just setting up my twttr”. Hasta aquí la curiosidad. La noticia llega cuando conocemos la cifra de tal cosa: 2,9 millones de dólares.

Para ayudarte a cerrar la boca de la sorpresa, te diré que algunos expertos afirman que tal inversión se revalorizará en el tiempo a medida que aumente nuestra cultura digital.

 

Tokens No-Fungibles. Y eso, ¿cómo funciona?

Como avanzaba en un párrafo anterior, los NFT no sólo son de uso en el mundo digital. También son aplicables al mundo tangible y material. Ello se debe a que los NFT se almacenan en cadenas Blockchain de datos inexpugnables. Más seguros, por ahora, que cualquier documento de este mundo. En teoría, un NFT se puede vincular a la compra de cualquier bien u objeto para autentificarlo de manera irrefutable.

Para hacernos una idea de su rápida expansión, es importante señalar que existen varios mercados específicos online que funcionan como plataformas de compra-venta de activos NFT y bienes digitales. Entre otros: Mintable, Nifty Gateway, Rarible, Mintbase u Opensea.

Y sí. Sé que todo esto suena bastante cibernético. Por eso, te cuento ahora que acceder a estos mercados es realmente sencillo. Incluso, gratuito, si bien el coste de creación de un NFT, según un informe de Yahoo, puede ir desde 1 hasta 900 dólares. El precio depende del Blockchain usado, tamaño de los datos, tarifas y otros factores.

Para ello, lo primero que debemos tener es un “wallet”. Una cartera virtual o espacio en el que poder almacenar de forma digital, criptodivisas, tokens, NFT´s, etc.
Una de las más utilizadas la brinda la plataforma Ethereum, según dicen, más potente que Bitcoin.

Con nuestro “wallet” creado, deberemos registrarnos en alguno de esos mercados virtuales online para comenzar a subir, comprar, o interactuar con los activos que allí se venden.
Dejo para tu propia investigación, si el tema te interesa, que descubras la diferencia entre “cold wallets” y “hot wallets”.

En respuesta a la curiosidad que sienten muchos neófitos cuando entran por primera vez a uno de estos sitios, es: ¿y por qué tengo que pagar por las cosas que se venden aquí, cuando puedo descargarlas con un simple click de ratón?
En realidad, ésa es la clave de todo NFT. Puedes descargar casi cualquier contenido gratis. Pero sólo si pagas, tendrás acceso a la versión original del artista.
Un NFT lo garantizará, dará valor a tu obra y, quién sabe, con un poco de suerte, te harás con una obra que multiplicará su valor en algunos años.

 

Tokens No-Fungibles. Y eso, ¿para qué me sirve?

Comenzaré por decir que, si usamos la tecnología NFT en nuestra próxima campaña, no vamos a ser los primeros ni los más originales del mundo. Otros ya lo están haciendo. Aunque también te avanzo que queda mucho camino por recorrer tanto en B2C como en B2B.
La capacidad de integrar NFT´s en contenidos y colecciones exclusivas; concursos; loterías; campañas publicitarias; por no hablar de RR.SS., puede ayudarnos decisivamente a separar nuestra marca de la competencia.

NBA Top Shot es una tienda que vende los episodios más decisivos en los partidos de la NBA. Cada vez que lanzan un nuevo episodio consiguen una respuesta de tráfico asombrosa en su plataforma. Para ello disponen del NBA All-Star VIP Pass NFT
para acceder a los lanzamientos; pases para los NBA All-Star Games, y toda una serie de ventajas para sus poseedores.

Otro ejemplo, Norweggian, líneas marítimas. Crearon una acción para dar notoriedad a la marca con ocasión del lanzamiento de la Clase Prima. Con tal objeto, colaboraron con un artista quién desarrolló 6 originales que se pusieron a la venta por 2.500 dólares cada uno y cuya recaudación estaba destinada a la institución Teach for America.
El argumento esgrimido en la nota de prensa de la acción, era que se trataba de una tecnología radicalmente novedosa, la cual mezclaba perfectamente con su filosofía de empresa, marca y producto.

También Budweiser ha experimentado con las posibilidades de los NFT. Para ello, desarrollaron las latas Budweiser Heritage NFT y Collection NFT. Con ellas, además de disfrutar de su cerveza, podías conseguir viajes, cervezas gratis, regalos varios y acceso a espectáculos exclusivos. La intención de la marca fue crear experiencias estratégicas y significativas con la marca.

Es en este último punto donde ponen el foco los NFT al permitir a los marketeros rentabilizar la exclusividad de los Non-Fungible Tokens.

 

Tokens No-Fungibles. ¿Es oro todo lo que reluce?

Todo parece sensacional con los NFT, sin embargo, un detalle importante ensombrece su futuro. El impacto medioambiental.
¿Pero cómo es posible si se trata de tecnología digital?
La razón subyace en el alto consumo de electricidad que hace falta para mantener funcionando durante horas, incluso días, los ordenadores que generan esos cripto-certificados invulnerables, característicos de los NFT´s.

Otra debilidad la constituye el hecho de que por sí mismos, sólo son un simple archivo de datos. Es decir carecen de valor, per se. A diferencia de un lingote de oro o un Rembrandt.

Por último, hay que considerar la novedad y desconocimiento sobre dicha tecnología, al igual que ocurre con las criptomonedas. Aún falta tiempo, así como regulación por algún tipo de entidad. Como sabemos que los mercados son volátiles, siempre deberemos actuar con precaución.
Algo fundamental para que no nos den gato binario (01100111 01100001 01110100 01101111) por liebre hexadecimal (6c 69 65 62 72 65).

error: CONTENT PROTECTED

¡Suscríbete AHORA y llévate un regalo!

 

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS



juancarlosayuso.com

¡Se ha suscripto con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This